Este viernes el streaming estrena un  filme de ciencia ficción y comedia con el popular actor que se lanza a viajes en el tiempo.

El realizador canadiense Shawn Levy, director de la franquicia cinematográfica “Una noche en el museo” y de otros éxitos en la pantalla chica como “Stranger Things”, desembarca una vez más en el mundo streaming con “El proyecto Adam”filme de ciencia ficción y comedia con el popular Ryan Reynolds como protagonista de “una historia de viajes en el tiempo que se siente muy personal” que podrá verse a partir de este viernes en Netflix.

Se trata de la segunda vez que Levy trabaja con Reynolds, quien si bien ya arrastraba desde los 2000 una prolífica carrera en cine, se consagró en 2016 como una de las figuras más codiciadas de Hollywood con el despliegue de comedia ácida y políticamente incorrecta de la taquillera “Deadpool”.

Ahora, el actor se pone en la piel de Adam Reed, un piloto de caza que viaja desde el futuro y se accidenta en 2022, cuando se encuentra con él mismo cuando era un simple preadolescente de 12 años, interpretado por el debutante Walker Scobell.

Pronto deberán aprender a trabajar juntos cuando la misión original de Reed por salvar el futuro y hallar a su esposa perdida, Laura (Zoe Saldaña), se precipita con la aparición de la fría antagonista de la narrativa, Maya Sorian (Catherine Keener).

Perseguida sin descanso, la dupla terminará enfrentándose a sus sentimientos más íntimos respecto de su padre, Louis (Mark Ruffalo), el inventor de la tecnología que habilita los viajes temporales, con quien deberán unir fuerzas para evitar un desastre generacional y cuántico de dimensiones insospechadas.

Así, y con guiños que remiten a clásicos de aventuras de fantasía y ciencia ficción como “La guerra de las galaxias”, “Volver al futuro” y “E.T., el extraterrestre”, los desafíos de esta relación entre padre e hijo -en sus dos versiones- se transforman en el vehículo ideal de un relato tan sensible como entretenido que le habla a un público de todas las edades.