Dijo el Estado seguirá subsidiando a los que lo necesitan. Atribuyó los problemas económicos al macrismo, la pandemia y la guerra y dijo que desde que asumió los ingresos reales crecieron 3%, pero es insuficiente “porque con Macri habían caído 20%”. Afirmó que la pandemia mató a 15 millones de personas, cuando la cifra real es de poco menos de 6,4 millones.

El presidente Alberto Fernández se refirió hoy a la “segmentación” de tarifas dispuesta por el ministerio de Economía, según la cual el 10% más rico de la población empezará a pagar la tarifa plena, sin subsidios, de gas y electricidad, y quienes quieran mantener los subsidios deberán registrarse.

“Acá la discusión es cuánto tiempo más la Argentina va a subsidiar a los ricos; (de) subsidiar a los que necesitan soy el primero en levantar la mano, (pero) a los ricos no”, dijo el presidente en el programa Secreto de Sumario, por radio 10. Y contó la siguiente anécdota: “Hace un mes fui al departamento de Puerto Madero, a ver que está todo en orden: recibí la factura de luz de $ 480 y la del cable $ 6.500. Lo que digo es que llegó el momento de ser como Robin Hood y no Hood Robin: que los ricos paguen lo que tengan que pagar y demos a los más vulnerables lo que necesitan”.
El presidente no dudó en que se aplicará el esquema dispuesto por el ministerio de Economía a través de la secretaría de Energía, pese a las dudas que existen sobre el sistema de registro y sus resultados. “La segmentación se va a hacer: los que tienen planta van a pagar lo que corresponde y a los que necesitan el estado los va a seguir subsidiando. Estos ricos de los que hablamos son el 10% de la población”, dijo el jefe de Estado.

El presidente defendió a rajatabla su gestión económica, aunque reconoció un problema de “distribución” de la renta y atribuyó los pesares de la población a tres fenómenos: la gestión de Mauricio Macri, la pandemia de coronavirus y la guerra derivada de la invasión de Rusia a Ucrania.

“La producción argentina está volando”, afirmó. “Tenemos record de producción industrial en la historia. En 2019 se produjeron 300.000 autos y en 2021, con pandemia, se produjeron 600.000 autos. La Argentina está volando, está creciendo, está exportando. Es cierto que los salarios todavía están bajos, porque Macri tiró los salarios reales 20 puntos abajo”, planteó.

Según el presidente, la recuperación económica a partir de 2021 “permitió crear 1,2 millones de empleos en plena pandemia y disminuir el desempleo formal al 7%. La producción y el trabajo formal andan bien, y también el trabajo informal, los plomeros, las changas, los pintores. Todos empezaron a tener trabajo”. De todos modos reconoció que si bien el salario crece “y el bolsillo se llena de plata, la obsesión del gobierno es que los salarios no pierdan frente a la inflación, cosa que estamos haciendo: garantizando que los recursos que el Estado deriva a los jubilados y los planes no pierdan frente a la inflación, cosa que también está pasando”.

La insatisfacción y la demanda de mejores ingresos se mantiene, explicó, porque “en términos concretos, recuperamos los ingresos en casi 3 puntos en términos reales durante la pandemia, pero venimos de caer 20. Por eso no se siente. Y cuanto estamos terminando la pandemia se desata la crisis de la guerra, que está afectando a todo el mundo”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí